Fujimori pide "perdón" y agradece indulto

El ex presidente peruano Alberto Fujimori pidió "perdón" por los actos cometidos por su gobierno (1990-2000) desde la clínica donde se encuentra internado tras el polémico indulto concedido por el jefe de Estado peruano.

"Estoy consciente de que los resultados durante mi gobierno han sido muy bien recibidos por una parte, pero reconozco que también defraudei otros compatriotas. Les pido perdón con todo mi corazón", dijo el ex presidente en una intervención grabada emitida por la clínica donde permanece internado desde el viernes.

En el mensaje difundido en su cuenta oficial de la red social Facebook, Fujimori aseguró que la noticia del indulto humanitario "sorprendió" en la unidad de cuidados intensivos de la clínica. "Se produjo mí un fuerte impacto en la que se mezclan sentimientos de extrema alegría y de dolor", añadió.

El ex-presidente del Perú expresó su "agradecimiento por la decisión compleja" del presidente Pedro Pablo Kuczynski, al aprobar el indulto y el perdón de todos los procesos en curso.

Esta decisión "compromete-me, en esta nueva etapa, para apoyar decididamente su llamamiento a la reconciliación", aseguró.

En la noche de Navidad, miles de peruanos salieron a las calles de Lima para protestar contra el indulto concedido a Fujimori, que cumple una condena de 25 años de prisión por violaciones de los derechos humanos.

Ahora puede suscribirse gratuitamente a nuestro boletín de noticias y recibir el mejor de la actualidad, con la calidad de el Diario de Noticias.

Los manifestantes, entre los cuales los familiares de las víctimas de las muertes por que Fujimori fue condenado, se concentraron en la plaza central de San Martín para denunciar el indulto como un acto de impunidad.

Los familiares de los asesinados y desaparecidos anunciaron que van a recurrir a instancias internacionales para anular el indulto y exigir que Fujimori, de 79 años, que se cumpla la totalidad de la pena a la que fue condenado.

En la manifestación eran visibles los carteles que calificaban el indulto como un "insulto" y el presidente, que concedió el perdón, como un "traidor" y "cómplice del criminal".

Consideraron ilegal la amnistía concedida por Kuczynski, que afirmaron ser el resultado de un pacto político para permitir que el gobernante pueda continuar en el poder.

El presidente firmó el indulto sólo tres días después de evitar su destitución por el Congreso, por sus vínculos con la constructora brasileña Odebrecht, y debido a la abstención de un grupo de diez diputados "fujimoristas" dirigido por Kenji Fujimori, el hijo menor de Alberto Fujimori, y que anteriormente había pedido abiertamente la Kuczynski para conceder el indulto a su padre.

Fujimori, presidente de Perú entre 1990 y 2000, fue condenado en 2009 a 25 años de prisión tras ser responsable de las muertes de 25 personas en 1991 y 1992 perpetradas por el grupo militar encubierto Colina, y por el secuestro agravado de un periodista y un empresario en 1992.

Perú,Internacional,El Mundo,Perú,Internacional,El Mundo